viernes, 22 de octubre de 2010

El matrimonio y los 10 mandamientos.

Por Rodney Woods

FOTO 001
Una de las formas más viejas de un pacto se encuentra en el libro bíblico de Éxodo. Este describe la relación de pacto entre Dios y el pueblo hebreo; los Diez Mandamientos constituían una parte importante de este pacto.
El matrimonio es un pacto entre un hombre y una mujer, que incluye las promesas que se hacen el uno al otro, y generalmente hay testigos que firman el documento del matrimonio.
Por esto, mientras leía nuevamente los Diez Mandamientos hace poco tiempo, se me ocurrió que debían contener principios que pueden ayudar a un hombre y una mujer a cultivar una relación auténtica y significativa.
Consideremos cómo podrían ayudar estos Mandamientos a una pareja recién casada, a quienes llamaré Mauricio y Laura, a vivir juntos, "felices para siempre':
1. No tengas otros dioses. El primer Mandamiento dice: "No tendrás dioses ajenos delante de mí" (Éxo. 20:3). Es imperativo que Mauricio haga de Laura su prioridad número uno y que Laura haga de Mauricio su primer interés. Por supuesto, cada uno de ellos se relacionará con otras personas; de hecho, es importante que lo hagan, porque una sola persona nunca puede satisfacer todas las necesidades de la vida de otro. Sin embargo, es imperativo que Mauricio y Laura pongan en primer lugar las necesidades, los pensamientos y los sentimientos del otro.

******** Para leer el texto completo de este artículo hacer clic aquí *********